Qué pasa en una sesión

Las sesiones consisten en un encuentro de una hora de duración _ dos horas si se trata de un grupo _ que comienza con una mínima conversación que tiene por objetivo centrar la sesión y entrar en su dinámica, para continuar con un periodo de trabajo con los materiales. Finalmente, se dejarán unos minutos para recoger y comentar lo que se ha trabajado y para reflexionar sobre el proceso y las emociones y pensamientos que se han experimentado. La facilitadora está presente para dar soporte y guiar, si es necesario, pero nunca para interpretar, opinar arbitrariamente, juzgar la obra o encaminar a la persona en ningún sentido que ésta no desee seguir. También existe la posibilidad de centrar la sesión en un tema concreto que la persona necesite elaborar, y hacerla, por lo tanto, más guiada (se hacen propuestas de materiales, técnicas, etc). El tipo de metodología a emplear es una decisión que se toma en función de la problemática concreta a tratar.

La sesión se realiza en la máxima intimidad, y todo lo que se expresa en ella es absolutamente confidencial.